Celebración del Día Internacional de los Museos(Domingo 16 mayo 2021)

Publicado el en Eventos en la Fundación

18 mayo

Este próximo 18 de mayo es el Día Internacional de los Museos. En la Fundación vamos a celebrar esta conmemoración el domingo 16 de mayo por la mañana (de 10:00 h a 14:00 h.)

Durante la mañana del domingo 16 de mayo todos los pases de visita general serán gratuitos (10:00, 11:00, 12:00, 13:00 y 14:00 h.). Recuerda que estas entradas no se pueden reservar y que se respetará el orden de llegada para completar los pases de visita. Es recomendable estar unos minutos antes de organizar cada grupo de visita. El aforo en cada pase será limitado.

Cartel día museos y actividad especial

Además en esta jornada tendremos una actividad especial:

Pintura en los jardines de la Fundación

Con el Prof. Carlos Jiménez Martín

Domingo 16 de mayo 2021 a 10:00 h. (hasta las 14:00 h.)

Aprovechando la primavera y la floración de algunas de las especies vegetales del jardín, se va a focalizar la pintura de la jornada en el estudio de estas floraciones y la vegetación en contraste con los volúmenes blancos de la arquitectura del carmen Rodríguez-Acosta.

Esta actividad está relacionada con la “clase magistral” del prof. Carlos Jiménez que tuvo lugar el pasado octubre de 2020:

Para participar en ”Pintura en los jardines de la Fundación” del día 16 de mayo (de 10:00 a 14:00 h.) es necesaria la inscripción previa en el mail: actividades@fundacionrodriguezacosta.com

Además debes tener en cuenta las siguientes cuestiones:

 Es una actividad gratuita destinada a: Pintores Amateurs, aficionados a la pintura de paisaje (no es una actividad infantil)

Lugar de celebración: Jardines del carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta.

Punto de encuentro: Puerta del Instituto Gómez- Moreno.

Materiales: óleos, acrílicos, pinceles, soportes, caballete de campo, papel de periódico u otra protección para el suelo.

Anímate a acompañarnos!!!

Foto 17-10-20 11 51 09

Foto 17-10-20 11 47 42Foto 17-10-20 11 59 02

Bibliografía sobre la arquitectura del carmen sede de la Fundación Publica Andaluza Rodríguez-Acosta (II)

Publicado el en Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación, Historia e historias, Instituto Gómez-Moreno, Investigación

Desde el año 1972, tras la muerte de Manuel Gómez-Moreno Martínez, el destino de su legado se vio vinculado al de la Fundación Rodríguez-Acosta, al hacerse ésta responsable de la conservación, exposición y custodia del mismo por un acuerdo con las herederas de nuestro universal granadino, Mª Elena, Natividad y Carmen Gómez-Moreno Rodríguez-Bolivar.

Para acoger este legado se tuvo que adecuar un nuevo espacio; el Patronato de la Fundación acordó comprar un terreno existente al oeste del solar del carmen-estudio para construir en él un nuevo edificio, una ampliación del carmen. Así nació el Instituto Gómez-Moreno con el proyecto del arquitecto José María García de Paredes.

Poco ha cambiado el aspecto de Museo Gómez-Moreno y del resto de sus instalaciones desde aquellos momentos de su inauguración en 1982. Aunque paulatinamente se han ido mejorando las instalaciones y los discursos museográficos buscando una mejora de los mismos, manteniendo el criterio original por el que se instalaron.

Hoy os traemos la última parte del artículo que compartimos la semana pasada, en el que, tratando la obra del arquitecto Teodoro de Anasagasti,  se plasma a grandes rasgos la esencia arquitectónica del carmen-estudio. En esta ocasión y como apéndice final del texto, se hace una revisión de lo que en un primer momento se llamó ampliación del carmen de la Fundación, lo que hoy conocemos como Instituto Gómez-Moreno.  Está publicado en el nº 240 de la  -> Revista Arquitectura (Autor: La Editorial. “Teodoro de Anasagasti y Algán (1880-1938) . Un espacio entre el historicismo y la modernidad” 1983, nº 240, pág. 31-32) y nos llega gracias al portal del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM)

 

6 mayo 1 6 mayo 2 6 mayo 3 6 mayo 4

La Fundación Rodríguez-Acosta en “Descubrir museos de Granada” (Andalucía 360 travel)

Publicado el en Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación

La pasada semana nos llegó de la mano de José Lentisco, esta entrada del “Blog del viajero” de la web Andalucía 360 travel  : Museos de Granada ¿museas?

En ella se hace un recorrido por todos los Museos granadinos, tanto públicos como privados, que suponen una oferta de calidad para el turismo cultural de la ciudad. Entre ellos se encuentra la reseña sobre la Fundación Rodríguez-Acosta.

Gracias por incluirnos en nuestro recorrido.

Hasta la próxima!

Captura de pantalla 2021-04-29 a las 12.47.10

 

Captura de pantalla 2021-04-29 a las 12.47.47

 

Captura de pantalla 2021-04-29 a las 12.49.06

Bibliografía sobre la arquitectura del carmen sede de la Fundación P. A. Rodríguez-Acosta (I)

Publicado el en Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación

Desde el momento de finalizarse su construcción (1916), e incluso antes de ser concluido, el carmen-estudio del pintor José María Rodríguez-Acosta suscitó la curiosidad y atención, no solo de sus amigos, sino también de los granadinos que veían como el paisaje de la colina del Mauror, junto a Torres Bermejas, se veía nuevamente modificado, tras la reciente construcción del Hotel Alhambra Palace. Este lugar que mira al sur es visible desde la vega de Granada;  la silueta blanca de la nueva construcción, se ha potenciado en contraste con en el fondo oscuro de la vegetación que la rodea.

Por todo ello ha sido también objeto de revisión y estudio por parte de arquitectos, paisajistas, historiadores y artistas que nos han legado algunas reflexiones y estudios que siempre son interesantes para el conocimiento del edificio. Aquellos que fueron escritos por personas cercanas a José María Rodríguez-Acosta recogen, también, aspectos íntimos de la vinculación de éste con la obra que construía. En los artículos y libros escritos a partir de 1960 (unos 20 años después de su muerte), podemos encontrar ya más reflexiones sobre la evidencia formal de esta obra, sus paralelos, influencias y trascendencia en el panorama de la arquitectura europea de entreguerras.

Hoy os traemos un artículo conocido, en el que, tratando la obra del arquitecto Teodoro de Anasagasti,  se plasma a grandes rasgos la esencia arquitectónica del carmen-estudio. Está publicado en el nº 240 de la  -> Revista Arquitectura  (Autor: La Editorial. “Teodoro de Anasagasti y Algán (1880-1938) . Un espacio entre el historicismo y la modernidad” 1983, nº 240, pág. 19-30) y nos llega gracias al portal del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM)

Esperamos que os guste!

29 abril 1 29 abril 2

Recepción de dos piezas prestadas del Museo Gómez-Moreno

Publicado el en Diario de la Fundación

Ayer recepcionamos la vuelta de dos de las piezas del Museo Gómez-Moreno que han estado durante estos últimos dos años en el Museo de la Alhambra; han estado expuestas dentro de la muestra “La representación figurativa en el mundo musulmán”

Catalogo: https://es.calameo.com/read/0049246972294b8250873

Se trata de dos piezas de época califal (siglo X), cuya procedencia desconocemos aunque presumiblemente puede tratarse de Medina Azahara, en el caso de ataifor de cerámica vidriada; y de Medina Elvira, en el caso del candil de piquera de bronce.

Pronto las veremos de nuevo dentro de nuestra vitrina de piezas medievales del Museo Gómez-Moreno.

Hasta pronto!

Ataifor-1 candil

 

 

 

 

Maria Elena Gómez-Moreno y sus hermanas Natividad y Carmen; unas vidas de trabajo científico y el deseo de construir en Granada el Museo Gómez-Moreno.

Publicado el en Celebraciones, Instituto Gómez-Moreno, Investigación, Nuestras Colecciones

Para conmemorar este próximo 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, traemos una reseña sobre las tres hijas de Manuel Gómez-Moreno Martínez, a cuya voluntad debemos la existencia del Instituto Gómez-Moreno. En este texto de José Manuel Gómez-Moreno Calera, se recoge especialmente la figura de María Elena Gómez-Moreno, heredera del espíritu científico de su padre. Las tres fueron universitarias cuando las mujeres eran una insignificante minoría en las aulas, y a las tres debemos la posibilidad de tener en Granada el Legado Gómez-Moreno.

María Elena Gómez-Moreno es sin duda la tercera personalidad de la familia y al igual que con sus hermanas me resulta más fácil recoger su perfil personal que el científico, pues tal era su capacidad de evocación de sucesos ocurridos a lo largo de su vida que quedabas extasiado en conversaciones que evocaban viajes, experiencias docentes, encuentros en compañía de su padre, madre o demás familia. Así pude conocer el lado humano de personajes conocidos a través de mis estudios, como Antonio Machado, Pío Baroja, Miguel de Unamuno y, sobre todo, autoridades de la Historia del Arte, así como otros muchos que no vienen al caso. Pocas personas he conocido que hablen con tanta elocuencia e impulsividad que a veces te parecía estar departiendo con los propios aludidos; era como un salto al pasado y entrar en los orígenes del pensamiento y cultura de la España Moderna. Es el caso, por ejemplo, del famoso viaje de estudios del año 1933 en el crucero por el Mediterráneo.

Hija del gran investigador y fiel acompañante en su vejez, María Elena nació en Granada, el 28 de Enero de 1907. En 1911 se instala la familia definitivamente en Madrid y allí estudia, de 1918 a 1923, el Bachillerato y posteriormente, a la temprana edad de 16 años, ingresa en la Universidad Central para cursar Filosofía y Letras. Se Licencia a los 19 años con Premio Extraordinario y cursa su preparación para Profesorado, de 1926 a 1930, en el Instituto Escuela de Madrid, institución muy vinculada a la Junta de Ampliación de Estudios, en la que entró en contacto con los principios pedagógicos dima- nados de la Institución Libre de Enseñanza. El espíritu de modernidad y de una enseñanza liberada de los tópicos de la época que impregnaba la Institución, dejaron en ella una gran impronta y la mantuvo siempre. Esa antigua vinculación la recuperaría muy posteriormente al fundar Jimena Menéndez-Pidal el Colegio Estudio.

pieza 1001 con logo

Este kilix de figuras negras fue regalada por José Llorente a Manuel Gómez-Moreno Martínez y posteriormente éste se lo regaló a su hija Maria Elena que lo incluyó

En 1930 gana la cátedra de Instituto y así inicia su peregrinar por distintas ciudades de España: Osuna, Madrid, San Sebastián y Madrid definitivamente en el recién creado Instituto Emperatriz María de Austria. Su pasión por la docencia y por hacer llegar a todos los niveles de la sociedad el conocimiento del arte y la cultura, le hicieron aceptar la invitación del gran benefactor y divulgador de las artes Pablo Gutiérrez Moreno para formar parte de las llamadas «Misiones de Arte», entre los años 1929 y 1936 dedicadas a la impartición de cursos y lecciones populares en diferentes lugares y centros. Fruto de esta iniciativa de carácter divulgador del arte surgieron la serie de libros Breve Historia dedicados monográficamente a la Pintura, Escultura y Arquitectura, los cuales, aun careciendo del aparato crítico que ahora se nos exige, suponían el primer ensayo de planteamiento moderno sobre el decurso del arte en España. El primero fue el de Enrique Lafuente Ferrari, que abordaría la pintura en España, de 1934; después siguió Breve Historia de la Escultura Española, de 1935, que consagraría a María Elena como especialista en escultura; esta obra se vería complementada con un breve pero brillante ensayo sobre La Policromía en la escultura española. Posteriormente estos libritos de urgencia fueron ampliados con otras ediciones más extensas y de mayor formato de las que Mª Elena repetiría el tema de la escultura, Lafuente Ferrari sería el autor de la Breve Historia de la Pintura en España y Chueca Goitia se encargó de La Historia de la Arquitectura Española, obra que rebasó la idea de la «brevedad» para quedar solamente publicado un grueso tomo dedicado al periodo antiguo y medieval; todos ellos fueron editados por Dossat.

Al tiempo que desarrollaba esta actividad, durante los veranos participaba en los Cursos de Verano para Extranjeros de la Junta de Ampliación de Estudios. En los años de la Guerra Civil, 1936-1939, trabajó como auxiliar técnico en la Junta de Incautación y Protección del Tesoro Artístico, al igual que su padre y hermanas. Su labor investigadora seguirá prácticamente hasta el momento de su enfermedad final, en 1997. Fue profesora de los Cursos de Verano de Santander, colaboró activamente en el Instituto Diego Velázquez y en su seno publicó varios estudios de diferentes escultores. Participó en Congresos de Arte Nacionales e Internacionales, el último, el Simposio dedicado a Pedro de Mena en Granada y Málaga, en 1989. Colaboró en el montaje de exposiciones, como la de los Amigos del Arte de 1953, la de Alonso Cano de 1954 y en la del Centenario del mismo Cano en Granada, de 1958, artista al cual tanto Gómez-Moreno padre, el hijo ahora biografiado y la propia María Elena dedicaron varios estudios. Fue directora de los diferentes centros de las Fundaciones Vega-Inclán: la Casa-Museo del Greco de Toledo, la Casa de Cervantes en Valladolid, y la que centró más su atención directa diaria por la cercanía de su residencia, el Museo Romántico de Madrid, hasta la asunción de esta institución por el Estado como Museo del Romanticismo. También en la última etapa de su vida, sin que cejara su actividad y capacidad, fue Vocal de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes Culturales de la Dirección de Bellas Artes. Fue miembro de la Hispanic Society de Nueva York; profesora en el Smith College in Spain de Southampton; miembro correspondiente de la Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, de la Universidad Popular y del Instituto Diego Colmenares de Segovia, de la Academia de Toledo, de la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada, y desde 1991 de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, primero a título honorario y al final de su vida de número, cuyo discurso de ingreso vino a rememorar la prodigiosa experiencia de la realización de su padre del catálogo artístico de la provincia de Ávila.

Manuel Gómez-Moreno Martínez-163

Junto con sus hermanas, promovió la donación a la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada de todos los fondos artísticos, arqueológicos, biblioteca, documentos escritos, fotografías, apuntes miles, que habían pertenecido a su padre (y muchos al abuelo) y en el seno de esta prestigiosa fundación granadina surgió el Instituto Gómez-Moreno que los custodia y pone al servicio de los investigadores; fue además la autora principal de las fichas que sirvieron para su primera catalogación. Este gesto de absoluta generosidad, pocas veces dado, les hizo merecer la concesión por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de la Medalla de Honor de dicha institución. Por último, y en línea con las reivindicaciones actuales de «género», perteneció, y fue una de sus primeras integrantes, a la «Asociación Española de Mujeres Universitarias» hasta su desaparición.

Al igual que ocurriera con su padre, nunca se jubiló en el sentido estricto de la palabra y su lucidez y ánimo le hicieron enfrentarse a dos obras de envergadura en la etapa final de su vida, como fueron el tomo del Summa Artis dedicado a la escultura y pintura del siglo XIX y la enorme y oportuna biografía de su padre, en la que ofrece unos datos indispensables para el conocimiento del perfil investigador y humano de la figura protagonista de esta publicación. En gran medida, la que ahora realizo no es sino resumen y unas pocas reflexiones sobre el guión por ella trazado.

Como colofón, y siendo este un estudio que pudiera considerarse por algunos demasiado personal, puedo asegurar, y así lo reconocen quienes la trataron, que por encima de su obra escrita queda esa fuerza expresiva de su palabra, muchas veces tajante y apasionada; pasión mostrada por todo lo que supusiera cultura en el más amplio sentido de la palabra. Otro valor es que, junto con sus hermanas y la enorme figura de su madre y esposa de Manuel Gómez-Moreno, Elena Rodríguez Bolívar, catalizaron el continuo fluir de personalidades y personajes que por la casa del Paseo de la Castellana pasaron durante décadas.

Un breve y reciente artículo de su sobrina Elsa, reconocida poetisa, puede servir también para conocer el ambiente familiar y la personalidad de María Elena Gómez- Moreno Rodríguez y sus hermanas. Afirma la autora de las Hermanas Gómez-Moreno Rodríguez: «Las tres. Cada una a su modo me fue enseñando las propiedades del mundo, sus mejores riquezas, el alma de las cosas que me rodeaban. Aprendí a leer romances, a mirar las constelaciones y repetir sus nombres uno a uno sin cometer un solo error. Me enseñaron a replicar sin necesidad de herir; a opinar sin obsesionarme con tener, o no, razón por el mero hecho de tenerla; a creer en mis propias iniciativas y en mis propias obras; a creer, fundamentalmente, en mi». María Elena confesaba que sus primeros recuerdos de niña con su padre era cómo éste le enseñaba las constelaciones. Esa impronta se ve que quedó como ejercicio de acercamiento a la curiosidad de los niños que ella repitió con su sobrina Elsa.

Termino con un suceso que nos habla a las claras del carácter de las hijas Gómez-Moreno. En 2003, muerta ya María Elena y acabado el contrato de arrendamiento del piso de la Castellana, Natividad fue obligada a desalojarlo. Yo, que presencié el desmontaje y le ayudé en la mudanza a su nueva vivienda (con mi hijo Javier), debo confesar que fue uno de los días más emotivos y amargos de mi vida; un nudo me atenazaba la garganta cuando veía cómo se deshacía ese despacho, templo del saber intemporal y testigo mudo de tantas reflexiones y conversaciones. Y sin embargo, para Natividad y Carmen (ésta última residía en Nueva York pero venía dos veces al año en avión para acompañar a su hermana) fue como un paso más hacia el futuro; un nuevo salto adelante en sus vidas, sin que en ningún momento mostraran una lágrima de nostalgia, ni un suspiro, ni un mal gesto. Pensaron primero en comprar un piso, porque decían que los alquileres estaban «muy caros»; luego en tapizar las sillas del comedor porque estaban muy incómodas. Yo creo que se consideraban eternas y ese impulso es el que hizo que vivieran tantos años y con tanta fe. Estamos hablando de dos señoras que contaban entonces 95 y 90 años. Como afirmaba María Elena en el inicio de la biografía de su padre «los Gómez-Moreno a falta de nobleza tenemos (perdón, tenían) casta».

(extraído de:  GÓMEZ-MORENO CALERA, J.M.: Manuel Gómez-Moreno Martínez (1870-1970), Granada, CEHA, 2016, pp. 159-166)

Manuel Gómez-Moreno Martínez-224

 

 

Día de Andalucía 2021 en la Fundación P. A. Rodríguez-Acosta

Publicado el en Eventos en la Fundación

logo dia andalucia

 

Este próximo domingo 28 de febrero, celebraremos el Día de Andalucía en la Fundación Pública Andaluza Rodríguez-Acosta, haciendo gratuitos todos los pases de visita de ese día.

La visita general será gratuita en los cinco pases del día (10:00, 11:00, 12:00, 13:00 y 14:00 h.). Para poder participar, los interesados deben presentarse unos minutos antes de la hora en la que deseen hacer su visita y recoger su ticket en la taquilla de la Fundación (entrada del Museo Gómez-Moreno). Se seguirá estrictamente el orden de llegada. No se admitirán reservas.

Por la situación sanitaria provocada por el COVID 19, los pases tendrán un aforo máximo de 9 personas y estarán excluidas del recorrido las galerías subterráneas. Serán siempre pases guiados por el personal de la Fundación y tendrán una duración aproximada de 1 hora.

Os esperamos!!!

Foto: Luis Morales Quesada

Diseño emblema: Pepe Bautista (2014)

28_02_17_01

 

151 Aniversario del Nacimiento de Manuel Gómez-Moreno Martínez (21, 02, 2021)

Publicado el en Historia e historias, Instituto Gómez-Moreno

Gómez-Moreno en Trasierra  (Córdoba) 1915Este domingo 21 de febrero recordamos el aniversario del nacimiento de Manuel Gómez-Moreno Martínez. En 1870, hace 151 años, nació en Granada el que llegó a ser una de las figuras más importantes de las ciencias humanísticas del siglo XX. A su idea de tener su Legado en Granada debemos la creación del Instituto Gómez-Moreno de la Fundación Rodríguez-Acosta. Sus hijas después de la muerte de Gómez-Moreno en el año 1970, plantearon la donación de su legado a una institución granadina. La Fundación Rodríguez-Acosta asumió esta iniciativa y desde el año 1973 se convirtió en el custodio y conservador de su archivo, biblioteca y piezas de arte y arqueología que componen los fondos y el Museo.

firma del acuerdo para la creación del IGM 1972

El trabajo y espíritu investigador de Manuel Gómez-Moreno lo llevó a abordar innumerables temas. Su incansable empuje lo hizo mantenerse activo hasta el final de sus días, pese a su avanzada edad. Nos gusta recordarlo con estas fotografías, en plena acción, en Trasierra (Córdoba) en 1915, y cabalgando por los páramos de Castilla h. 1940; con ellas evocamos su faceta arqueológica de la que nos dejó importantes estudios que siguen arrojando luz a las investigaciones actuales.

por los páramos de Castilla a edad avanzada

Feliz Aniversario!!!

 

 

 

Grabación de entrevista a “Seda y bambú” en los jardines de la Fundación

Publicado el en Actividades, Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación, visitas

Ayer estuvimos atendiendo al grupo Seda y Bambú  que grabaron una entrevista sobre su último trabajo musical: ”Todos los Tonos y Ayres”  (el nombre que lleva el dúo cuando hace música china antigua, no simplemente tradicional). En este nuevo disco para la productora granadina IBS Classical aparecen junto a otro grupo granadino de música occidental, Íliber Ensemble. En él se recoge un programa centrado en el intercambio cultural que se dio entre China y España en los siglos XVI y XVII, una faceta de nuestra historia tan desconocida como fascinante que este trabajo tiene intención de rescatar y poner de relevancia. Este programa está en relación con un proyecto más amplio del que ya se han realizado otras actuaciones,  un documental etc. y en el que están implicadas numerosas instituciones.

Para nosotros ha sido un placer volver a verles y servir de escenario a su proyecto forjado a base de trabajo personal y entusiasmo por la investigación de las relaciones oriente-occidente. Además cuentan con el estudio y recuperación de los instrumentos musicales orientales que acompañaron a la vida cortesana en la edad moderna.

Os dejamos unas fotos de su paso por los jardines.

Hasta pronto!

Foto 15-2-21 11 13 14 (1) Foto 15-2-21 13 06 34 (1) Foto 15-2-21 12 59 24 Foto 15-2-21 12 55 58 (1) Foto 15-2-21 12 34 51 (1) Foto 15-2-21 12 34 24 1 Foto 15-2-21 12 33 30 Foto 15-2-21 12 28 52 Foto 15-2-21 11 46 32 Foto 15-2-21 11 45 43 Foto 15-2-21 11 15 59

FELIZ AÑO 2021!!!

Publicado el en Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación, Investigación

Año nuevo 2021Desde la Fundación Rodríguez-Acosta, despedimos a este año 2020, y esperamos con ilusión a 2021.

Este año nos ha enfrentado a duras dificultades que han alterado nuestras vidas a todos los niveles, obligándonos a buscar nuevos caminos para llevar a buen termino nuestro trabajo y programación.

Así hemos llevado a formato vídeo nuestras “clases magistrales” con las que recibimos hoy al nuevo año; aprovechamos para agradecer su colaboración a todos los profesores que han participado en ellas: José Manuel Gómez-Moreno Calera;  Carlos Jimenez Martín; Francisco José Sánchez Montalbán; Manuel Casares Porcel; Antonio Orihuela Uzal y Ricardo Hernández Soriano.

Como todos los años damos a gracias a todas las personas que han trabajado en la Fundación para poder llevar a cabo su labor fundamental de conservación y difusión de su patrimonio, vigilantes, conserjes, limpiadoras, jardineros, guías,… además de los profesionales externos que han trabajado en prensa, redes sociales, producción audiovisual, albañilería, arquitectura, ingeniería, etc.

Esperamos sorprenderos pronto con nuevas actividades e iniciativas.

Nuestros mejores deseos para 2021!!!

Fotos: Luis Morales Quesada

videos 2020