Archivo de la categoría: Instituto Gómez-Moreno

La Fundación Rodríguez-Acosta concluye la digitalización de sus fondos fotográficos en soporte vítreo.

Publicado el en Arquitectura, arte y jardines, Diario de la Fundación, Historia e historias, Instituto Gómez-Moreno

La Fundación Rodríguez-Acosta amplía su fondo documental con la digitalización del legado fotográfico de José Martínez Rioboo

El plan de conservación y difusión de los fondos patrimoniales de la Fundación Rodríguez-Acosta acaba de culminar una de sus etapas más ambiciosas: la catalogación y digitalización del legado de José Martínez Rioboo (1888-1947), ingeniero granadino muy aficionado a la fotografía que realizó una prolija labor de documentalismo gráfico durante el siglo veinte en Granada. Su obra fue cedida en el año 2004 a la Fundación Rodríguez-Acosta por sus hijos, José Joaquín, Mª Lourdes, Mª Jesús y José Ramón Martínez Sola.

En total han sido catalogadas 3041 piezas, de las que más de 2500 son fotografías en soporte de vidrio (positivos y negativos), alrededor de 400 ejemplares en papel y un número menor de dibujos y documentos, unos 25, entre los que destacan cartas y manuscritos autógrafos de Salvador Rueda y Constantino Ruiz Carnero.

José Martínez Rioboo participó de forma muy activa en el resurgir de Granada en las primeras décadas del siglo XX. Fue testigo de la modernización de la provincia y de su apertura al turismo. Retrató con su cámara la evolución de infraestructuras emblemáticas como el tranvía a Sierra Nevada, impulsado por el visionario emprendedor Julio Quesada-Cañaveral, Duque de San Pedro de Galatino; la construcción del ferrocarril o el puente de Dúrcal. Este proyecto de catalogación recupera y saca a la luz imágenes que permiten construir hoy la memoria colectiva de Granada, con espacios ya desaparecidos de la ciudad como la Feria de ganado que se ubicó en el Paseo del Salón, el hipódromo de Armilla o el Teatro Cervantes.

Rioboo se interesó por la fotografía en su faceta documental y tuvo también un especial interés en dejar constancia detallada de las manifestaciones artísticas granadinas. Fue notario de acontecimientos como el Corpus, la Semana Santa y los numerosos eventos que promocionó el Centro Artístico y Literario, del que fue un miembro activo. Su cámara dejó para la posteridad imágenes de uno de los sucesos que más conmoción causó a comienzos del siglo veinte: el incendio del Camarín de la patrona, la Virgen de las Angustias, en 1916. También documentó los refugios de Sierra Nevada, uno de los vestigios más influyentes en la arquitectura racionalista. Gracias a sus fotos también conocemos aspectos del rodaje de la película Pepita la Gitana, un largometraje que trajo hasta la Lancha del Genil y Güéjar Sierra a la prestigiosa compañía Gaumont Pathé.

La empresa Arte y proyecto ha sido la encargada de documentar y digitalizar los fondos custodiados por la Fundación Rodríguez-Acosta. Para frenar el deterioro del material, que es muy sensible, se han empleado sobres de papel sin reserva alcalina. Según explica el documentalista y conservador de archivos Javier de Pablos, “es necesario realizar un control continuo de la temperatura y la humedad para estabilizar la oxidación de las emulsiones de plata de los negativos, que son altamente sensibles al deterioro”. El material, una vez inventariado, se custodia verticalmente en mobiliario adecuado para su correcta conservación. Cabe destacar que el 80 por ciento son negativos originales en vidrio que corrían un grave peligro.

Con este proyecto ya terminado el fondo documental de la Fundación Rodríguez-Acosta se incrementa hasta alcanzar la cifra de más de 7.000 negativos digitalizados, de distinta procedencia y temática: el archivo de fotografías sobre vidrio del Instituto Gómez Moreno, la colección personal de fotografías, también sobre vidrio, realizadas por el pintor José María Rodríguez- Acosta y, por último, el legado fotográfico de José Martínez Rioboo. El conservador de la Fundación, Javier Moya, asegura que “estamos satisfechos porque hemos conseguido salvaguardar miles de negativos que nos permiten recuperar una parte importante de nuestro patrimonio y, al mismo tiempo, poner esos legados a disposición de cuantos investigadores estén interesados en ellos”. Los fondos han sido incluidos en el Censo Guía de Archivos de España e Iberoamérica, que está disponible en la página web del Ministerio de Cultura, y podrán consultarse en una fecha próxima.

NP legado Rioboo

Texto: Carmen Sánchez Sierra

Fotos: Luis Morales Quesada

Obras tranvia Rioboo

Visita de alumnos del Grado de Historia de la UGR con el prof. Pedro Aguayo

Publicado el en Diario de la Fundación, Instituto Gómez-Moreno, visitas

Ayer viernes tuvimos la visita de un grupo de alumnos del Grado de Historia de la Universidad de Granada acompañados de su profesor Pedro Aguayo del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UGR; en esta ocasión vinieron a conocer un poco más sobre Manuel Gómez-Moreno Martínez, sus trabajos, su vida, su contexto histórico y la repercusión de sus estudios en nuestros días, completando con ello su asignatura”Tendencias Historiográficas 1″.

Queremos dar las gracias al prof. Pedro Aguayo que no ha dejado pasar la posibilidad de conocer en directo el peso historiográfico de uno de los intelectuales españoles más importantes del siglo XX.  Y también agradecemos a sus alumnos el interés demostrado durante toda la visita.

Esperamos volver a vernos. Hasta pronto!

 

Visita-Pedro-Aguayo-2

by .

Los Gómez-Moreno en “Grafitos históricos (69)” de Centro Virtual Cervantes

Publicado el en Historia e historias, Instituto Gómez-Moreno, Investigación

Hoy tenemos un interesante artículo que recoge un aspecto íntimo y familiar de los dos Gómez-Moreno, el pintor, Manuel Gómez-Moreno González y su hijo, el historiador y arqueólogo, Manuel Gómez-Moreno Martínez.

En la sección “Rinconete” de Centro Virtual Cervantes se puede leer este conciso y preciso trabajo de José Miguel Lorenzo Arribas, “Grafitos históricos (69). Los Manuel Gómez-Moreno, grafiteros”

El texto lo reproducimos aquí:

José Miguel Lorenzo Arribas

1873. Según la tradición familiar, la escena ocurrió de verdad. Conociendo al personaje, no extraña. Lo mismo habría que mirar todas las traseras de los cuadros de este pintor. A un niño de tres años no se le pone a posar. Es imposible. Pero el crío estaba en casa y el artista lo conocía bien: era su padre, y le había dado su mismo nombre.

El lienzo está firmado por Manuel Gómez-Moreno González, pintor granadino e ilustre arqueólogo (1834-1918), en el referido año. El representado es su hijo, Manuel Gómez-Moreno Martínez, el mejor historiador del arte que ha dado España, gran arqueólogo, extraordinario filólogo de la escritura ibérica, arabista, epigrafista, numísmata… Al pequeño que grafitea monigotes en el reverso del lienzo le quedaban 97 años por delante, pues así de longeva fue su vida. Las cercanas láminas grabadas con monumentos no son sino premoniciones de lo que habrá de ser el futuro del pequeño infante.

El niño debía hacer lo que veía hacer al padre, dibujar. Luego lo hizo el adolescente, cuando transcribió y dibujó inscripciones romanas para el Corpus Inscriptionum Latinarum que construía Emil Hübner y escribió con su progenitor libros eruditísimos sobre la historia de Granada. Antes de cumplir cuarenta años había hecho los Catálogos monumentales de las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora y León. Nada menos. Hoy, todavía, se siguen citando y son fuente fundamental de consulta.

Aún hoy, a un historiador del arte no le hace falta mirar un cuadro por detrás para hablar de él. Con una buena fotografía, sobre todo si se ve la pincelada, es suficiente. Pero un cuadro no es simplemente una imagen, algo representado (aunque por metonimia así nos lo hayan enseñado), sino un objeto material, que no solo se compone de la mezcla de colores de su anverso. El reverso, con su bastidor, los apaños que se han hecho en la tela, las cicatrices del tiempo o de los avatares, el propio marco, las frecuentes inscripciones que se han marcado sobre ellos, el sistema para colgarlo… todo ello informa sobre la vida del lienzo.

Quizá el cuadro representado en este otro lienzo existiera de verdad y quizá se conserve hoy. Y, en el reverso, sus grafitos infantiles, como otros que han asomado por este espacio, monigotes manuelinos, primeras «obras», que prefiguran a quien poco después quiso ser arquitecto. No hubo posibles en la familia para mandarle a Madrid, y se conformó el pequeño sabio con hacer Filosofía y Letras en Granada. Pero don Manuel siempre dibujó extraordinariamente, y de su fácil trazo se beneficiaron sus investigaciones y, por extensión, las disciplinas que abordó, como puede verse en el Instituto Gómez-Moreno (Fundación Rodríguez-Acosta) de Granada, en cuyo museo se exhibe este cuadro. Me quedé con la curiosidad de darle la vuelta, por si acaso. Se lo comenté al conservador de la institución, Javier Moya. Esperamos a que se cerrase el centro, se puso los guantes, descorrió el cierre de seguridad que lo ancla al muro, descolgó con cuidado el cuadro, mostró el deseado reverso y… nada. Impoluto.

Y aquí, padre e hijo, dejan su aporte a la historia del grafito. Uno, sorprendido con su blusón aplicándose sobre el reverso del lienzo. Otro, desde más atrás, retratando el momento.

 

20042018_600

Presentación del libro “Excursiones zamoranas, (1903-1904). Epistolario de Manuel Gómez-Moreno y Elena Rodríguez-Bolívar”

Publicado el en Instituto Gómez-Moreno, Investigación, Nuestras Colecciones

Este próximo jueves 1 de marzo, se presentará, en el Museo Arqueológico Nacional, el libro “Excursiones zamoranas, (1903-1904). Epistolario de Manuel Gómez-Moreno y Elena Rodríguez-Bolívar” de los autores, Josemi Lorenzo y Sergio Pérez.

En este libro se recoge parte del epistolario de esos años que se conserva en el Archivo del Instituto Gómez-Moreno, y que contribuye a conocer los procesos de trabajo de Manuel Gómez-Moreno Martínez durante la realización del Catálogo Monumental de Zamora, y la importancia que en todo ello tuvo la figura de su mujer, Elena Rodríguez-Bolívar.

Como comentan nuestros compañeros de RRSS del Museo Arqueológico Nacional: Nada más especial y personal que las cartas, si queréis conocer un poco más a uno de los “padres” de la arqueología en España este libro es imprescindible ¡ven a compartir la mesa redonda que organizamos sobre el “Epistolario de Manuel Gómez Moreno y Elena Rodríguez-Bolívar”! ➡https://goo.gl/sNuUfJ

Si estás en Madrid en la tarde del jueves 1 de marzo, no te lo pierdas!

Puedes oír la entrevista de cadena Ser hablando de este tema en:  http://play.cadenaser.com/audio/001RD010000004993679/

Presentacion libro espistolario G-M en el MAN

by .