Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Rodríguez-Acosta

Colección museística

Arqueología

Lucerna de bronce (Año Nuevo)

Romano

Bronce colado

Facebook Twitter Google Pinterest

Cronología

Siglo II d. C.

Descripción y bibliografía

Lucerna de bronce, para la iluminación doméstica, en este caso es objeto de regalo en la festividad de Año Nuevo. En Roma era tradición celebrar la llegada del Año Nuevo con una fiesta. La casa se adornaba con ramas verdes (de laurel en las zonas mediterráneas y de pino en los más septentrionales) y los niños, los parientes, los magistrados municipales y hasta el empacador recibían buenos deseos -vota- y aguinaldos -strenae-.

Estos deseos y regalos tenían el papel mágico de asegurar el cumplimiento de las esperanzas de los obsequiados en el año entrante. Con frecuencia adoptaban la forma de cerditos de cerámica para guardar dinero, anillos de bronce o lucernas. Este es el caso que aquí presentamos. Una lucerna de bronce, correspondiente al tipo Dressel 10 y fechada en la segunda mitad del siglo II d. C. El relieve del rostrum (parte superior) presenta una Victoria alada sujetando una palma con la mano izquierda y la derecha apoyada en un disco con una inscripción ANNVM NOVVM FAVSTUM FELICEM MIHI, como expresión del deseo de felicidad y prosperidad para el año nuevo por parte de quien la regala hacia el destinatario. Otro disco representa a lanus, nuestro Enero, con sus dos caras. Varias monedas, una gavilla de cereal y un racimo de uvas, como símbolo de la fertilidad y bonanza económica, y una punta de dardo o lanza en señal de triunfo en los conflictos, refuerzan el mensaje de buen augurio.